Introducción a la Ginebra Internacional

La Ginebra Internacional

Desde la Edad Media, Ginebra, siempre ha sido una ciudad internacional. Su situación geográfica, colocada en la salida navegable del rio Ródano hacia el Mar Mediterráneo la convirtió en la principal conexión con el mayor lugar de transporte marítimo del mundo. Entre los Alpes y el Jura, al norte de Ginebra, hay planicies y lagos que facilitan el transporte hasta Basilea, desde donde el rio Rhin desciende hasta el Mar del Norte. Esto hizo durante toda la Edad Media que la Feria de Ginebra fuese el mayor centro de intercambio comercial entre el norte de Europa y el Mediterráneo.

Las mercancías de todos los orígenes se intercambiaban pagadas en toda clase de monedas. Eso atrajo a los banqueros, cuya función original era el cambio de monedas y la circulación de letras de cambio. Así desde entonces Ginebra fue sede de numerosos bancos y se fue convirtiendo también en un centro de finanzas internacionales.

La belleza del lago Lemán, su marco de las más altas montañas, la facilidad de acceso y tal vez su discreción calvinista, la fueron convirtiendo en un destino turístico de alto bordo desde el siglo XVIII.

Ginebra es una ciudad con gran historia cultural, prueba de ello son algunos de los edificios con los que cuenta. La Catedral de San Pedro construida en el siglo XII, el casco histórico de Ginebra, donde encontramos aún sus viejas murallas, viejos barrios como Les Grottes con casas pintorescas o las calles entorno a la Plaza de Armas donde vivieron personajes como Jean Calvino, Jean-Jacques Rousseau o Jean Charles Sismondi.

En el siglo XIX ya era muy favorecido por las élites europeas. Carlos II Duque de Brunswick, que al morir en 1873, dejo encargada la construcción, de un suntuoso mausoleo con vista al Leman, cerca del muelle donde fue apuñalada Elisabeth «Sisi», la Emperatriz de Austria en 1898. Ya entonces era Ginebra reconocida por sus bancos, sus relojeros, sus joyeros y por su industria farmacéutica. La apacible ciudad de la riqueza furtiva como la llamo el actor Robert Morley o propicia a la felicidad, como dijo Jorge Luis Borges, que allí descansa .

La Ginebra de la diplomacia Internacional

Suiza es oficialmente un Estado neutral desde 1515, un estatus que fue reconocido en la Paz de Westfalia, en 1648. Ese status de neutralidad fue confirmado por el Congreso de Viena, en 1815. Esa neutralidad, garantizada por las potencias europeas, hizo del país y de Ginebra en particular, la región preferida para establecer organismos internacionales. Su presencia comenzó en 1859 con la fundación por Henri Dunant de la Cruz Roja, que en 1864, con su Conferencia Internacional dio nacimiento a la Cruz Roja Internacional. Le siguió en 1865 la Unión Internacional de Telégrafos que se convertiría luego en la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Mientras tanto, en 1874, Berna acogía la Unión Postal Universal.

Durante la Primera Guerra Mundial resaltó la importancia de la neutralidad suiza. Fue centro de contacto entre beligerantes y de iniciativas de mediación, además de recibir refugiados de ambos bandos y de hospitar políticos revolucionarios de todas las tendencias. Después del conflicto, Ginebra es escogida como la sede de la recién creada Sociedad de las Naciones. Eso termina de consagrarla como sede de gran importancia para la actividad diplomática multilateral. Después de la Segunda Guerra Mundial, la Organización de las Naciones Unidas pasa a ejercer los roles y los bienes de la Sociedad de las Naciones, aunque la sede de su Secretaría y de la Asamblea General estén en New York, casi todos los otros órganos de la ONU funcionan en Ginebra.

Hoy día Ginebra es la sede de 35 organizaciones internacionales, que se dividen en tres grupos: a) los organizaciones de las Naciones Unidas; b) organizaciones internacionales especializadas ligadas de alguna manera a la ONU; c) otras organizaciones internacionales autónomas; d) Centros internacionales de investigación científicas, como el notable Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN).

Las negociaciones diplomáticas multilaterales o plurilaterales que se desarrollan en esas organizaciones son seguidas de cerca para influenciarlas o para estar informadas por unas 250 organizaciones no gubernamentales (ONGs) que tienen oficinas en Ginebra.

Además de su bandera mitad llave arzobispal y mitad águila imperial, Ginebra tiene otro símbolo: un chorro de agua, el Jet d’eau, en plena ciudad, que sube luminoso hasta 140 metros de altura y que representa bien su aspiración de faro mundial.

El Programa de Diplomacia Económica del IREI Sismondi organiza viajes de estudio (11-13 días) destinados a presentar las organizaciones económicas que tienen sede en Ginebra asi’ como el trabajo de los negociadores en las Misiones Permanentes. Durante la estadía en Ginebra, los participantes tendrán la oportunidad de tener contactos directos con funcionarios de alto nivel y expertos en todos los temas de la agenda económica internacional. Por favor contáctenos para màs información.

Información General

Hotel en Ginebra:  (***) o Similar Este programa incluye:

  • Boleto aéreo del País de Origen a Ginebra ida y vuelta
  • Transporte terrestre  para traslados en Ginebra.
  • Alojamiento con  desayuno continental en Ginebra.
  • Los tiempos de alimentos especificados en el itinerario.

Este programa NO incluye:

  • Pasaporte ni visas si el viaje es vía  Estados Unidos.
  • Propinas para los guías y choferes.
  • Tours opcionales ni otros servicios.
  • Gastos de índole personal como lavandería, llamadas de larga distancia, conexión a Internet, así como ningún otro servicio no especificado.

*Este programa está sujeto a cambios y actualizaciones enfocadas en la mejora del mismo.

Para más información Contáctenos